Se ha producido un error en este gadget.

martes, 17 de septiembre de 2013


 Yo nunca fui musa de nada ni de nadie
por eso me escribo todos los versos que me salen
las sedas eran para las niñas delicadas y tiernas
pero como desde siempre fui arisca
crecí entre la ralea tosca en mi calle de tierra
y la pelota y el trepar  árboles y el  dar de puños
eran mis habituales amigos en los  juegos
las esquinas tenían ángulos peligrosos
había que ser cuidadoso y desconfiado
cuando en aquellos años la bota mandaba.

Lichazul © Elisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario