Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 24 de marzo de 2012

CHANTAL MAILLARD


Hoy he mirado a un hombre y él
no pudo desprenderse de mis ojos.
Corrió como una llama en el bosque
y algo se puso a arder entre mis pechos.
Quise apagarlo con la lengua
y reíste, Señor,
te reíste de mí
y borraste la luna con un gesto de nube
precipitada.

Chantal Maillard


No hay comentarios:

Publicar un comentario